INSTALACIÓN DE DIBUJOS 

MONA LUCY ES FEMME FATALE 

Gouache, témpera, marcadores sobre papel. Tamaños variables

TEXTO CURATORIAL

Ver Lucy en Femme Fatal
Una lectura probable acerca de la obra de Romina Del Prete por Hernan Giagante

ESTA ANGUSTIA QUE NINGUNA VOZ PUEDE ESPERAR SUPERAR CONSISTE EN EL MIEDO A QUE EL SILENCIO LE QUITE AL CUERPO, PARA SIEMPRE, LA PALABRA Y EL SONIDO DE LA PALABRA, Y EL RECUERDO DE ESE SONIDO, Y EL NOMBRE DE QUIEN LO LLEVABA. P.Q.

En el año 2005, durante el mes de octubre, 2,5 km3 de roca fundida fueron inyectados dentro de la placa Africana a una profundidad de 9 km. Esto provocó una fractura en la superficie, con una apertura de 8 metros de ancho. La Depresión de Afar es una región del Cuerno de África, que tiene su origen en el Gran Valle del Rift, y es donde las placas tectónicas africana y arábiga se están separando.

Es considerada el lugar más cálido del mundo y aún siendo una zona activa de volcanes, resulta más conocida por los frecuentes hallazgos de restos de Homínidos fósiles, entre los que se encuentra Lucy, un espécimen de Australophitecus Afarensis.

El domingo 24 de noviembre de 1974 el paleoantropólogo estadounidense Donald Johanson, comunicó el hallazgo de un conjunto de fragmentos óseos pertenecientes al 40% del esqueleto de un homínido de 3,2 millones de años de antigüedad. Se trató de una hembra de alrededor de 1,10 metros de altura, de aproximadamente 27 kg de peso cuando estaba viva, y de unos 20 años de edad, a la que Johanson señaló con el nombre de Lucy.

Varios de sus huesos presentaban fracturas. Los investigadores describen un “evento vertical de desaceleración” para referir la causa de su deceso. Es decir, Lucy cayó de un árbol. Los Australophitecus eran bípedos y caminaban ergidos, con lo cuál podemos inferir que el tropiezo de Lucy se produjo al dar un paso en falso.

La reseña precedente nos faculta a observar que existe una confluencia inexorable entre los fenómenos geológicos del norte de África, el hallazgo de unos restos fósiles, y una concepción estricta del arte contemporáneo.

La emanación de la mirada.

¿QUÉ SENSIBILIDAD EMERGE EN EL INSTANTE EN QUE SE VISLUMBRA UN HUESO ANTIQUÍSIMO? ¿QUÉ SENSACIÓN IRRADIA EL CONTACTO DE UNA PIEDRA QUE NO ES, SINO ANTEPASADO?

Se piensa que los Australophitecus vivían en comunidad y se los señala como la “familia primus”. Podemos imaginar la caída y muerte del primate, a través de la visión de otro simio cercano. Desde la altura, sus ojos disciernen el cuerpo roto de la que aún no posee nombre; enfoque pasmoso, que ilumina un acontecimiento fundante en el devenir de la humanidad: la creación de la mirada.

Los huesos se quebraron, y la mirada se escindió del ojo. Una mirada continente de asombro. Lo escindido se produce mediante una ruptura. Lo visto fue cercenado. Repentinamente la totalidad se tornó inabarcable por la mirada. El todo se volvió parcela, y luego de millones de años, palabra. Es éste el origen de la escisión, donde mucho tiempo más tarde, arribada la era de los Homo, se alojará el lenguaje.

El ojo que aún no podía formular una pregunta, obtuvo súbitamente y a perpetuidad, su visión fragmentada. Desde entonces mirar es en parte. La primer mirada antecede a la palabra inicial. La mirada precede al pensamiento.

Un segundo evento sucede cuando los ojos del antropaleontólogo revelan aquellos mismos huesos rotos. Súbitamente se franqueó una yuxtaposición de dos miradas habitadas por lo naciente: ver el cuerpo de la que aún no es Lucy es mirada conexa del ver los huesos partidos de quien será Lucy.

El origen de lo impensado

Lucy cayó y murió para fundar la mirada de otro. Su quebranto fue ante los ojos de alguien que cohabitaba su espacio, su proximidad. La escena se repite transmutada en hecho artístico. La contemplación del dibujo comprende la observación de los modos del ver.

El trazo de grafito es un paso de lejanía que nos insta la observación. La primer

mirada irrumpe cuando observamos a su Lucy dibujada, y nos revela que aquellos huesos quebrados son las grafías del nombre de Femme Fatal. La fascinación por Femme Fatal es, antes, mirada cautiva de Lucy. Progenitora y procaz; ver Lucy en Femme Fatal es la mirada que restauran los dibujos de Romina Del Prete.

Lucy es marca de origen, incisión entre el blanco estéril y el punto obscuro. Por eso cohabita, tan lejana y tan próxima, en Femme Fatal.

La palabra es palabra escrita. La obra es lectura de esa escritura.

¿QUÉ ES MÁS VULNERABLE QUE LA ETERNIDAD? ¿Y AL MISMO TIEMPO MÁS DURADERO?

El arte obra en el instante en que percibimos una aproximación al acontecimiento original de la mirada escindida. Lo que el arte inscribe es siempre la diferencia. Ver los huesos quebrados nos constituye como Otros frente a lo que vemos. El trazo del dibujo es escritura; se trata siempre de oscurecer sobre lo blanco. Expandir la segmentación en cada punto que ilusiona la continuidad de la línea. La selección de una palabra, de una letra, de un punto, violenta la omisión del resto. Palabras posibles. Líneas contingentes.

La clave del arte es la lectura, la escisión es la distancia que media entre una lectura probable y la del lector para quien el artista escribe. Y esta es la característica central del arte contemporáneo: concebir necesaria, irremisible, constitutiva, el establecimiento de una lectura. El arte contemporáneo, desunido ya de la supremacía del objeto, procede en obra sólo cuando demanda que un observador, inscribiendo en su lectura, se constituya en la diferencia que emana entre poder creador y creación.